AVÍO DEL ALMA

domingo, 11 de junio de 2017

APRENDER A VIVIR


APRENDER A VIVIR”, PARA SER FELIZ.



Un juego inventado con amor,

que te conduce a la felicidad.


Ya está en marcha EL APASIONANTE JUEGO DE "APRENDER A VIVIR".

Sólo se juega REFLEXIONANDO.

En el link del final encontrarás las pistas para jugarlo y puedes comenzar hoy mismo.

El OBJETIVO del juego es SER FELIZ.

Déjate de todos los cetáceos de todos los océanos y de todos los colores y juega APRENDER A VIVIR. ¡¡¡Que lo disfrutes!!!

Pásalo a tus amigos... y ayúdales a SER FELICES. Te lo agradecerán toda la vida.


A continuación tienes la página con todas las pistas:

https://www.facebook.com/aprenderavivir.FELI/

Sígueme también en esta página y te avisará de cualquier publicación nueva:

https://www.facebook.com/aviodelalma.FELI/


sábado, 10 de junio de 2017

LA VAQUITA


LA HISTORIA DE LA VAQUITA





Un sabio maestro paseaba por el bosque con su fiel discípulo, cuando vio a lo lejos un sitio de apariencia pobre, y decidió hacer una breve visita. Durante la caminata comentó al aprendiz sobre la importancia de conocer lugares y personas, y sobre las oportunidades de aprendizaje que nos brindan estas experiencias.

La casa era de madera y sus habitantes, una pareja y sus tres hijos, vestían ropas sucias y rasgadas, y estaban descalzos. El maestro se aproximó al señor, aparentemente el padre de familia, y le dijo:
- En este lugar no existen posibilidades de trabajo ni puntos de comercio, ¿cómo hacen usted y su familia para sobrevivir?

El hombre respondió calmadamente:
- Amigo mío, nosotros tenemos una vaquita que nos da varios litros de leche todos los días. Parte de la leche la vendemos o la cambiamos por otros alimentos en la ciudad vecina, y con la leche restante elaboramos queso, cuajada y otros productos para nuestro consumo. Así es como vamos sobreviviendo.

El sabio agradeció la información y contempló el lugar por un momento, antes de despedirse y partir.


A mitad de camino le ordenó a su fiel discípulo:
- ¡Busca la vaquita, llévala al precipicio y empújala!

El joven lo miró espantado y le replicó que ese animal era el medio de subsistencia de la familia. Como percibió el silencio absoluto del maestro, cumplió la orden: fue, buscó la vaquita sin ser visto, la empujó al barranco, y la vio morir. Aquella escena quedó grabada en su memoria.

Años más tarde, un día, el discípulo resolvió abandonar todo lo que había aprendido y regresar a aquel lugar para contarle la verdad a la familia y pedirle perdón.

Así lo hizo, y a medida que se aproximaba veía todo muy bonito, diferente de como lo recordaba. Se sintió triste, imaginando que aquella humilde familia había debido vender su terreno para sobrevivir.

Aceleró el paso y, al llegar, fue recibido por un señor muy simpático, al cual le preguntó por las personas que vivían en ese lugar cuatro años atrás.

El hombre le respondió que allí seguían.

Sobrecogido, el joven entró corriendo a la casa y confirmó que era la misma familia que había visitado algunos años antes con el maestro.

Elogió el lugar y le preguntó al señor, el dueño de la vaquita:
- ¿Cómo hizo para mejorar este lugar y cambiar de vida?

Emocionado, el hombre le respondió:
- “Nosotros teníamos una vaquita que nos daba el sustento para sobrevivir. Pero un día cayó por el precipicio y murió. De ahí en adelante nos vimos en la necesidad de hacer otras cosas y desarrollar otras habilidades que no sabíamos que teníamos; así alcanzamos el éxito que sus ojos ven ahora.

              REFLEXIÓN

Las personas, a veces estamos tan conformes con el estado de cosas que nos rodea que no desarrollamos otras posibilidades que tenemos y otros dones que Dios nos ha regalado.

Sólo necesitamos un evento sorpresivo para darnos cuenta de que la seguridad que creemos tener puede ser nuestra peor consejera, la cual nos impide crecer.



Todos nosotros tenemos una vaquita: en nuestra vida, en nuestro matrimonio, en nuestra pareja… la cual nos proporciona alguna cosa básica para nuestra supervivencia, la cual convive con la comodidad y NOS HACE DEPENDIENTES de ella, Y NUESTRO MUNDO SE REDUCE A LO QUE LA VAQUITA NOS BRINDA.


Hoy te invito a buscar tu vaquita o tu “rebaño de vacas”. Si queréis crecer, SI QUIERES SER FELIZ… sólo hay una alternativa: tirarla/s por el precipicio.


sábado, 3 de junio de 2017

FRASE PRO - ABORTO


Pintan frase pro aborto en una Iglesia y la respuesta del Sacerdote se hizo viral



ABORTO LIBRE (TAMBIÉN PARA MARÍA)


La carta del Padre don Andrea Bello de una parroquia en Milán, Italia, se ha vuelto viral por su valiente respuesta a un ofensivo mensaje.

Milán, Italia, 31/05/17

Esta es una historia pequeña pero llena de un gran contenido reflexivo, un poco desagradable al principio, pero que está dando sus frutos gracias a la humilde reacción de un Sacerdote. Por eso pasa a formar parte de las publicaciones de AVÍO DEL ALMA. Porque LA REFLEXIÓN es el CAMINO PARA UNA VIDA SATISFACTORIA, PLENA Y FELIZ.  

El párroco de la Parroquia de San Miguel Arcángel y Santa Rita se llama don Andrea Bello, y se hizo famoso en las últimas horas por un mensaje de Facebook que ha firmado y publicado en la página de Facebook de su Parroquia.

La publicación original la puedes ver a continuación (En Italiano), en el propio Facebook de la Parroquia:


Hasta el momento la publicación ha tenido bastante reacciones de sus seguidores, casi 17.000 "me gusta", 8.500 compartidos y cercano a los 1.600 comentarios registrados,  unas cifras bastante altas para una pequeña página que normalmente registra unos 50 “me gusta” por publicación.

La historia

La parroquia San Miguel Arcángel y Santa Rita, ubicada en en Milan, Italia, amaneció hace unos días con uno de sus muros pintados con un grafiti que decía:

"Aborto Libre (también para María)"

El Sacerdote, decidió escribir una respuesta en Facebook, una carta abierta a la "escritor anónimo", y que se ha viralizado en las redes sociales.

Respuesta del Párroco

Estimado escritor anónimo de las paredes:

Siento que no hayas sido capaz de seguir el ejemplo de tu madre. Ella tuvo valentía. Ella te concibió, continuó con el embarazo y te dio a luz. Podía haberte abortado. Pero no lo hizo. Te crió, te alimentó, te limpió y te vistió. Y ahora tienes una vida y la libertad de elegir qué hacer con ella.

Una libertad que estás utilizando para decirnos que sería mejor que personas como tú no vengan a este mundo.

Lo siento, pero no estoy de acuerdo. Y realmente admiro a tu mamá porque ella fue valiente. Y todavía lo es, porque, como cualquier madre, está orgullosa de ti, incluso si te portas mal, porque sabe que dentro de ti hay cosas buenas y sólo debes ser capaz de hacerlas salir.

El aborto es el mayor "sin sentido". Es la muerte que vence a la vida. Es el miedo que le gana a un corazón que quiere luchar y vivir, no morir.

Usted quiere elegir quién tiene el derecho a vivir y quién no, como si se tratara de un derecho simple.
Es una ideología que vence a una humanidad a la que se quiere quitar la esperanza. Toda esperanza.

Admiro a todas aquellas mujeres que, a pesar de mil dificultades, tienen el valor para seguir adelante. Tú, valor, no tienes ninguno, ya que te escondes en el anonimato.

Y ya que estamos, también me gustaría decirte que nuestro barrio ya tiene muchos problemas y que no necesitamos gente que mancha las paredes y arruina lo poco bueno que nos queda.

¿Quieres llegar a ser valiente? Mejora el mundo en lugar de destruirlo. Ama en lugar de odiar. Ayuda a soportar sus dolores a aquellos están sufriendo. ¡Y da la vida, en lugar de quitarla! ¡Estos son los verdaderos valientes!

¡Afortunadamente, nuestro barrio, el que tú destruyes, está lleno de gente valiente! ¡Que sabe amarte también a ti, que ni siquiera sabes lo que escribes!

Lo firmo:

Don Andrea

miércoles, 31 de mayo de 2017

LA REFLEXIÓN... CAMINO A LA FELICIDAD.

REFLEXIONAR…,
EL CAMINO PARA SER FELIZ.


La REFLEXIÓN es el camino acertado para ser feliz.

Nuestra vida es un camino por andar. Y nuestros pasos siempre dependen de cómo pensamos. Nuestro cerebro, nuestra mente es “LA TORRE DE CONTROL” de nuestra vida. Y nuestra vida, depende de nosotros mismos.

Nuestra “TORRE DE CONTROL” siempre está en funcionamiento, desde que nacemos hasta nuestro último suspiro. Y la actividad que la mantiene en un funcionamiento perfecto es LA REFLEXIÓN.

Por eso afirmo que la reflexión es el camino para una vida satisfactoria, plena y feliz. Porque, MIENTRAS NO PIENSAS CÓMO VIVES, VAS A VIVIR COMO PIENSAS. No es la vida la que cambia tu pensamiento; es tu pensamiento el que cambia tu vida.

Pero, ¿qué es reflexionar? Porque si no lo sabemos, difícilmente vamos a practicarlo.

REFLEXIONAR, es un conjunto de tres acciones juntas:

1 - PENSAR.
2 - ANALIZAR.
3 - DECIDIR BIEN.

Vamos a explicar este proceso que las personas hacemos continuamente y que lo debemos hacer bien para que nuestra vida sea satisfactoria, plena y feliz.

  1) PENSAR – Es el primer paso. Pensar qué hago, dónde estoy, qué necesito, qué deseo, qué siento, qué edad tengo, qué madurez tengo, qué preparación tengo, qué responsabilidad tengo, etc. PIENSO, Y PIENSO CON REALISMO, no “fantásticamente” y alejado de mi realidad. Tampoco llevado por el deseo, la pasión, o el oportunismo.
  

  2) ANALIZAR – Analizo las consecuencias positivas y negativas; los “pro” y los “contra”; las ventajas y las desventajas; las consecuencias a corto y a largo plazo; las consecuencias para mí y para mis seres queridos; las consecuencias positivas o negativas para mi salud; las consecuencias para mi futuro y para mi vida; las consecuencias para mí y para la sociedad en que vivo. Es decir, HAGO UN EXHAUSTIVO ANÁLISIS DE TODO.

  3) DECIDIR BIEN – Último paso, TOMO UNA BUENA DECISIÓN. Después de haber pensado y analizado bien todo, tomo una buena decisión. No cualquier decisión, no la primera que se me ocurre, no por la que más atraído me siento o la que me resulta más fácil y requiere menos esfuerzo.
Tomo la decisión que más me conviene, para mi bien, para mi salud, para mi vida, para mis seres queridos, para la sociedad en la que vivo.
Decido lo que me hace bien, lo que más me ayuda, lo que es mejor para mí y para los demás (comenzando por los seres queridos), lo que me hace crecer como persona, como ser humano, como cristiano, como esposo/a, como trabajador…


Este es el camino. No hay otro. Los demás caminos ya sabemos adónde conducen: a la destrucción (personal, familiar, social), al hospital, o a la muerte.

Por eso desde aquí les invito a REFLEXIONAR CONTINUAMENTE.

Tengo la dicha de haber descubierto en Septiembre de 2015 los libros REFLEXIONES PARA EL ALMA, de José Luis Prieto. Desde entonces los divulgo con insistencia porque sé que es un instrumento muy valioso para reflexionar. Y también me han llegado muchas noticias de personas que adquirieron un libro a su paso por Itatí, y su lectura les está cambiando la vida. Esto no es propaganda; es una realidad.

Un día escribía en mi Página de Facebook, https://www.facebook.com/aviodelalma.FELI/
que, si alguien adquiría un libro y no encontraba en él nada útil para su vida, me lo devolviera en buen estado y yo le devolvía la plata (el dinero). Han pasado dos años y aún estoy esperando la primera persona que aparezca a decírmelo. Imposible, pero si apareciera, estoy seguro que no lo ha leído.

Por eso te invito también a entrar en la Página de REFLEXIONES PARA EL ALMA, que encontrarás muchas reflexiones que te ayudarán:


Y desde hoy, SI QUIERES SER FELIZ… ¡¡¡REFLEXIONA!!!

viernes, 26 de mayo de 2017

EL GLOBO NEGRO


EL GLOBO NEGRO

  

Un niño negro contemplaba extasiado al vendedor de globos en la feria, el cual era, evidentemente, un excelente vendedor.
En un determinado momento, y para llamar la atención de los transeúntes, soltó un globo rojo, que se elevó por los aires e inmediatamente atrajo a una multitud de posibles clientes.
Luego soltó un globo azul, después uno amarillo, a continuación un globo blanco... Todos ellos remontaron el vuelo hacia el cielo hasta que desaparecieron.
El niño negro, sin embargo, no dejaba de mirar un globo negro que el vendedor no soltaba en ningún momento. Finalmente, le pregunto:
- Señor... si soltara usted el globo negro, ¿subiría tan alto como los demás?
El vendedor sonrió comprendiendo lo que el niño en ese momento pensaba, entonces soltó el cordel con el que tenía sujeto el globo negro, y mientras este se elevaba hacia lo alto, dijo:
- "No es el color lo que lo hace subir hacia el cielo, hijo, es lo que hay dentro de él."

REFLEXIÓN

Las personas no somos “grandes”…:
- por el color de la piel,
- por nuestras capacidades físicas o intelectuales,
- por llegar alto en los puestos políticos, sociales o religiosos,
- por nuestra belleza física.
- por nuestras posibilidades económicas,
- por ser o vivir en un país o en otro…

Todas las personas tenemos la misma dignidad, y somos “grandes” por lo que hay o no hay en nuestro corazón. ¡Nunca lo olvides!


miércoles, 17 de mayo de 2017

EL HIJO...


EL HIJO…
QUE SE COMPORTÓ COMO HIJO


Un hijo llevó a su padre a un restaurante para disfrutar de una deliciosa cena. Su padre ya era bastante anciano y, por lo tanto, estaba también un poco débil.

Mientras comía, algo de la comida caía de cuando en cuando sobre su camisa y su pantalón. Los demás comensales observaban al anciano con sus rostros distorsionados por el disgusto, pero su hijo permanecía en total calma.

Una vez que ambos terminaron de comer, el hijo, sin mostrarse ni remotamente avergonzado, ayudó con absoluta tranquilidad a su padre y lo llevó al sanitario. Limpió las sobras de comida de su arrugado rostro, e intentó lavar las manchas de comida de su ropa; amorosamente peinó su cabello gris y finalmente le acomodó los anteojos.


Al salir del sanitario, un profundo silencio reinaba en el restaurante. Nadie podía entender cómo es que alguien podía hacer el ridículo de tal manera.

El hijo se dispuso a pagar la cuenta, pero antes de partir, un hombre, también de avanzada edad, se levantó de entre los comensales, y le preguntó al hijo del anciano:
- “¿No te parece que has dejado algo aquí? “
El joven respondió:
- “No, no he dejado nada”. 
Entonces el extraño le dijo:
- ”¡Sí, has dejado algo! ¡Has dejado en este restaurante una lección para cada hijo, y una esperanza para cada padre!”

El restaurante entero estaba tan silencioso que se podía escuchar caer un alfiler. Aquella escena quedó grabada en la mente de todos los comensales y camareros, y desde ese momento, quienes fueron testigos de esa escena, se están preguntando cómo estoy tratando yo a mis mayores, y cómo me gustaría que me traten cuando yo sea mayor. 

Uno de los mayores honores que existen en la vida es poder cuidar de aquellos adultos mayores que alguna vez nos cuidaron a nosotros. Nuestros padres, y todos esos ancianos que sacrificaron sus vidas, su tiempo, dinero y esfuerzo por nosotros, merecen nuestro máximo respeto.

REFLEXIÓN


Con mucha frecuencia me encuentro en los velatorios y en los funerales familiares del difunto (hijos, hermanos, padres, tíos, sobrinos) que lloran desconsoladamente ante la muerte de su ser querido. Pero mientras vivían no se acordaban de él/ella, y no tenían tiempo para visitarle y compartir algo de tiempo con esos “presuntos” seres queridos.
La vida estaba tan llena y estaban tan ocupados, que era absolutamente imposible hacerse un hueco en la agenda para compartir al menos un rato. Y así han pasado meses y años, sin demostrar que esa personas realmente nos importaban.
Y de pronto… SE MUEREN, sin previo aviso, y dejamos todo para ir al entierro, y hacernos los compungidos delante de los demás, cuando el difunto ni ve nuestra cara, ni le importan nuestras lágrimas, ni va a cambiar ya nada su realidad. Ni siquiera nos va a poder responder con una sonrisa.
¿No será mejor que REFLEXIONEMOS a tiempo cómo estamos actuando? Hoy puede ser un gran día para que te lo plantees. Mañana, la próxima semana, el mes que viene, el próximo año… puede ser demasiado tarde.
No quieras suplir mañana con lágrimas lo que aún estás a tiempo de hacer hoy.

 


miércoles, 26 de abril de 2017

LOS DOS AMIGOS


LA MEJOR ACTITUD ANTE LO QUE NOS HACEN LOS DEMÁS


Cuenta una historia que dos amigos iban caminando por el desierto. En un punto del viaje comenzaron a discutir, y un amigo le dio una bofetada al otro. Lastimado, pero sin decir nada, escribió en la arena:

“HOY, MI MEJOR AMIGO ME HA PEGADO UNA BOFETADA EN EL ROSTRO”.



Siguieron caminando hasta que encontraron un oasis, donde decidieron bañarse. El amigo que había sido abofeteado comenzó a ahogarse, pero su amigo lo salvó.

Después de recuperarse, escribió en una Piedra:

“HOY, MI MEJOR AMIGO ME SALVÓ LA VIDA”.



El amigo que había abofeteado y salvado a su mejor amigo preguntó:

- “Cuando te lastimé escribiste en la arena y ahora que te he salvado lo haces en una piedra, ¿por qué?”

El otro amigo le respondió:

- Cuando alguien nos lastima debemos escribirlo en la arena, donde los vientos del perdón puedan borrarlo, pero cuando alguien hace algo bueno por nosotros, debemos grabarlo en piedra, donde ningún viento pueda borrarlo.

Ojalá tú puedas hacer lo mismo.

Si te ha gustado esta reflexión, compártela por Mail, Twitter, Facebook, o Pinterest, pinchando a continuación COMPARTIR.